APERTURAS DE AJEDREZ

Comprender la defensa Siciliana

Aperturas de Ajedrez - Home Page



La defensa Siciliana es la más utilizada contra 1. e4.  Es una apertura muy compleja con muchas variantes cuyo estudio puede desorientar inicialmente al principiante y quizás inducirlo a buscar formas de evitarlo.   Por otro lado, entender, estudiar y jugar la Siciliana con ambos colores es un paso tarde o temprano forzado para aquellos que quieren convertirse en un ajedrecista fuerte.     

El propósito de esta sección es proporcionar una guía inicial sencilla para comprender la defensa Siciliana, centrándose en ideas estratégicas, posibles estructuras de peones y planes de acción.   Adquiridos estos principios, será más fácil identificar las variantes adecuadas para su repertorio y dedicarse de manera fructífera a su estudio.

ÌNDICE POR SECCIONES
  1. Estrategia después del cambio cxd4

  2. La importancia de la casilla d5

  3. Las estructuras de peones del Negro

  4. Consejos para el Blanco

  5. Consejos para el Negro



El diagrama ilustra la posición de inicio de la defensa Siciliana.  El Negro contrasta la ocupación del centro, poniendo control sobre la casilla d4, como también ocurre en la Apertura Abierta (1. e4 e5).  Observamos eso:

  1. el centro es controlado por un peón del Negro no central; consecuentemente un posible cambio de este peón con un peón del Blanco sería a la ventaja de la estructura de peones del Negro que permanecería con dos peones centrales contra uno (esta es una primera diferencia con la Apertura Abierta en el cual el Negro controla d4 con un peón central);
  2. el peón del Negro está en una casilla que no puede ser atacada directamente por el Blanco, que por lo tanto no tiene una segunda jugada que es al mismo tiempo de desarrollo y de ataque como sucede en la Apertura Abierta con 2. Cf3 (que desarrolla el Caballo atacando al peón e5);
  3. los Alfiles del Negro siguen bloqueados por sus propios peones y esto provocará un mayor retraso en el desarrollo de las piezas menores y para llegar al enroque (en la Apertura Abierta en cambio el Alfil de Rey ya tiene una diagonal abierta y el Negro puede apuntar al rápido desarrollo de las piezas y a un enroque rápido).
En la Siciliana abierta el Blanco permite el cambio en d4 a través de las jugadas  1.e4 c5; 2.Cf3 d6 (o 2...Cc6 o 2...e6); 3.d4 cxd4; 4.Cxd4. Esta es la continuación principal y también la más eficaz, precursora de un juego complejo e intransigente, caracterizado por un equilibrio dinámico entre el mayor espacio conquistado por el Blanco y la mejor estructura de peones del Negro.  Obviamente el Blanco no está obligado a proponer el cambio cxd4 y puede jugar diferentemente.  En este caso estamos hablando de sistemas antisicilianos, algunos de los cuales son perfectamente jugables aunque en general crean menos problemas para el Negro
Es aconsejable integrar el estudio de estas secciones con el análisis de partidas jugadas con la defensa Siciliana que se pueden descargar en la sección Aperturas semiabiertas de este sitio web.



000webhost logo